Pages

sábado, abril 28

Efectivamente, mientes...

Dices que me quieres, que yo hago a tu corazón volar y...¡estás mintiendo! Maldita sea, no se puede ser peor. Eso son ganas de dar falsas esperanzas a alguien,  son ganas de hacer que alguien se enamore para que luego nada. No pase absolutamente nada. Pero bueno, me da igual, ahora que sé que no era real puedo centrarme en encontrar a un hombre de verdad, ¿no lo crees? 





No hay comentarios:

Publicar un comentario