Pages

lunes, marzo 11

Tardes de lluvia...

Hace una semana todo iba de perlas, mi vida tenía sentido, estaba feliz y alegre. Una semana más tarde parece que he cambiado tanto como el temporal. Llueve y hace frío, y no sé si es porque es invierno o porque dentro de mí todo se siente tan frío que he acabado por exteriorizarlo. 

Tengo motivos para estar feliz: mis amigos, mi familia, los estudios, las fiestas, la salud... etc. Y aún así no consigo quitarme esta sensación de desasosiego que tengo en el cuerpo, esa sensación de tristeza, de pena y agotamiento, y por sobre todo las pocas ganas que tengo de sonreír si quiera. 

El cuerpo me falla, y aunque mi mente quiera mantenerse activa y hacer cosas mi cuerpo, simplemente, no es capaz de responder. Las ganas se marchan y la sensación de culpabilidad y angustia se vuelven más fuertes. ¿Cómo puedo sacar la frustración que tengo? ¿Cómo hacer que de repente vuelva a estar feliz y con ganas de hacer de todo? Hace unos días todo era perfecto y había sol en mi vida...ahora el gris lo empaña todo y la lluvia moja los cristales...